28 de diciembre de 2008

Desde el MCSV: Últimas 4 noticias del 2008

Noticias recibidas en la casilla del Museo de la Caricatura "Severo Vaccaro":
(museo fundado en el año 1945 en la ciudad de Buenos Aires. 63 años preservando el humor gráfico argentino):

Títulos:
1- CURSO DE VERANO DE HUMOR GRÁFICO EN LA ESCUELA DE KAPPEL (Barrio
de Belgrano / Cap.Fed.)
.
2- SALIÓ SACAPUNTAS Nº19 -GRATIS EN LA WEB- (Argentina)
.
3- PREMIOS "DANI THE ORO": LOS GANADORES (Argentina)
.
4- INFORME SOBRE "PI-PIO" , DE MIGUEL DAO (Argentina)

..............................
Noticias:
1- CURSO DE VERANO DE HUMOR GRÁFICO EN LA ESCUELA DE KAPPEL (Barrio
de Belgrano / Cap.Fed.)

CURSO DE VERANO (Dibujo Humorístico) Durante los meses de enero y
febrero se dictará el curso de Humor Gráfico (Dibujo Humorístico)
dirigido tanto a principiantes como a alumnos avanzados. Las clases
tendrán 2 meses de duración y tendrán lugar los días miércoles, de
17.30 a 19 hs. El curso va dirigido tanto a chicos, como a adultos y
adolescentes .Durante el mes de enero será dictado por el humorista
gráfico Fernando Gómez (Nando), y durante febrero por el dibujante
Claudio Kappel.
Para más información: 4773-9852, 15-59350338 o escribiendo a
kappel@fibertel.com.ar
Quedamos a su disposición ante cualquier consulta.
Cordialmente,Escuela de Dibujo de Claudio Kappel

FUENTE: Kappel
..............................

2- SALIÓ SACAPUNTAS Nº19 -GRATIS EN LA WEB- (Argentina)
Se baja en :
http://www.a-d-a.com.ar/descargas/sacapuntas019.pdf
Temas:
ANÁLISIS DE OBRA
Oski: ilustrar, traducir, traicionar
Fue un refinado desacralizador. Publicó chistes y trabajó en
publicidad, pero su obra más notable la desarrolló en el campo de la
ilustración humorística, adaptando (y resignificando) textos
clásicos, crónicas periodísticas desactualizadas y manuales de
medicina arcaicos. Estudió en profundidad las relaciones entre dibujo
y texto, y mediante una iconografía propia y un particular empleo de
la literalidad, alteró el canon del humor gráfico de su época. En
este artículo, Federico Reggiani analiza la obra de Oski, uno de los
artistas más originales que dio el dibujo humorístico argentino.
.
INFORME
El enigma de Sharaku
Irrumpió en el mundo de la estampa en 1794, y luego de realizar más
de cien obras en un período de diez meses, desapareció sin dejar
rastros. Sus retratos grotescos generaron tal rechazo en el
público, que su editor no pudo permitirse seguir apostando por él.
Luego de esta fugaz trayectoria como estampista, no se supo más de la
vida de Sharaku. Algunos sostienen que actores del teatro Kabuki,
furiosos por los retratos del artista, contrataron sicarios para que
le cortaran el brazo. Y bueno, él se la buscó…
Por Quique Alcatena.
.
RELATO
Dejar a tiempo
No, tranquilos: no es un alegato contra el consumo de
estupefacientes, ni una defensa de la vida sana. Aunque, a juzgar por
algunas de las anécdotas que Ricardo Ajler recupera en este relato,
quizá no se aleje mucho de eso… Las aventuras de un artista
callejero, junto a un prospecto de contraindicaciones.
.
EDUCACIÓN
La Belgrano en peligro
La Escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano, decana de las escuelas
artísticas del país y formadora de notables plásticos y docentes
argentinos, se encuentra desde hace varios años atravesando una grave
crisis. Desde hace un mes, ésta se ha profundizado, luego de una
resolución del gobierno porteño que pondría en riesgo la continuidad
laboral de los docentes y haría desaparecer la escuela.
.
RECOMENDADOS
El Oficio del Plumín
En este nuevo espacio, Sacapuntas propondrá a un dibujante (distinto
en cada edición) reseñar un libro recién publicado, una revista, un
blog o cualquier objeto gráfico que el reseñista considere merecedor
de atención. En esta entrega, Lucas Nine presenta y recomienda El
Oficio del Plumín, blog del colega Diego Parés.
.
Y además, una agenda con las principales actividades del mes.
Revista Sacapuntas # 019
http://www.a-d-a.com.ar/descargas/sacapuntas019.pdf

FUENTE: ADA

................................


3- PREMIOS "DANI THE ORO": LOS GANADORES (Argentina).
Los antiguos premios "Papa Fina" que entrega a la edición de
historietas en Argentina la revista Comiqueando, ahora se
llaman "Dani The Oro", en honor al dibujante Dani The O.
A continuación, los ganadores de la edición 2008, elegidos por
votación popular:

MEJOR EDICION DE HISTORIETA ARGENTINA ACTUAL/HUMOR
"Bife Angosto": 37.9% (297 votos)
Gustavo Sala publica regularmente en Página 12, en la revista Fierro
y en diversos medios. El libro "Bife Angosto" (para adultos) recopila
sus tiras humorísticas (y bizarras) en Página 12. Es editado por
Ediciones de la Flor, se consigue en todas las librerías del país. Se
puede ver en internet:
http://www.angosto.blogspot.com/
--
MEJOR EDICION DE HISTORIETA ARGENTINA ACTUAL/DRAMA
"Entreactos": 29.2 % (229 votos)
El libro de Laura Vázquez (guión) y Dante Ginevra (dibujos),
publicado por Domus Editora. Una historieta para adultos de 44
páginas, de amores, desamores y conflictos internos.
Lucas es dibujante pero trabaja en un Musimundo, Mariana no sabe qué
quiere de la vida y pasa del amor de Lucas al de Gonzalo casi como
una venganza. Gonzalo hace cine publicitario en España y se va
anestesiando con el confort que este le suministra. Jazmín no espera
gran cosa, todo lo que hay en el mundo es mejor que ese universo
grasoso de la panadería en que trabaja. (...)
Van y vienen, los cuatro. Sus historias no se presentan en orden
cronológico. Por momentos parece que espiáramos por el ojo de una
cerradura toda la tensión casi insoportable que hay bajo la
superficie de esas existencias chatas.
Es en los entreactos donde no se recita el texto que hemos estudiado.
Allí, seguramente, se encuentra la verdadera historia. (del prólogo
de Carlos Trillo).
Se consigue en todas las librerías especializadas en cómics del país
(comiquerías). Por internet, se puede comprar en este enlace:
http://www.domuseditora.com.ar/nueva_historieta_arg.htm
--
MEJOR REEDICION DE HISTORIETA ARGENTINA CLASICA
"4 Segundos": 49.9 % (391 votos)
Publicados hace 10 años , esta historieta para mayores de 14 años es
un suceso en el mundo comiquero, por su frescura y por la
consistencia de sus historias. Dice Marcelo Pulido en "Historieteca":
"4 segundos es la mejor historieta argentina de los últimos años.
Historias de cuatro amigos, historias cotidianas, alejadas de toda
pretensión. Historias de cuatro que llegaron tarde para ser primeros.
4 Segundos, de Alejo García Valdearena y Feliciano García Zecchin,
llega a su esperada recopilación. El libro de Ivrea reúne los siete
números de la serie, más el fanzine inicial".

Dice el sitio de Ivrea: "4 jóvenes, 4 amigos, 4 destinos encontrados.
Aníbal quiere salir con Nanet, la francesita, sabe que es una misión
difícil estando los otros tres muy cerca. Marcos quiere acercarse
a la bella Marina, pero ahí está el Zurdo para imperdirlo. El Zurdo
tiene una única convicción en la vida "las francesas tienen pelos en
la axila" y hará cualquier cosa para demostrarlo. Terli solo quiere
bailar. Eso, señoras y señores, es la vida de los 4 segundos,
aquellos que llegaron muy tarde para ser primeros... Por primera vez,
todas las historias de la genial creación de Alejo Valdearena y
Feliciano Zecchin, tanto las serializadas en la revista Ultra como
las publicadas independientemente, en un tomo recopilatorio a todo
color!"
Se consigue en todas las comiquerías del país.
--
MEJOR EDICION NACIONAL DE HISTORIETA EXTRANJERA
"Hate Vol. 1": 53.2% (416 votos)
Hate (Bronca) recopila los números 1 al 5 de la serie regular de
Hate, un verdadero hito de la historieta independiente norteamericana
de los `90, muy emparentada con el movimiento grunge de Seattle.
Buddy Bradley es un veinteañero que acaba de mudarse desde New Jersey
a Seattle con su amigo Roña. En estas páginas los veremos deambular
en historias punzantes de borrachos patéticos, al ritmo de rock and
roll del malo, con romances con psicópatas y enfrascados en el
infierno del salario mínimo. También veremos las primeras apariciones
de personajes clásicos como George Hamilton III, Valerie y por
supuesto la amorosa lunática Lisa Leavenworth.
Se consique en todas las comiquerías, y por internet en:
http://www.domuseditora.com.ar/historieta_ext_clasica.htm
--
MEJOR HISTORIETA EN MEDIO NO COMIQUERO
Jim, Jam & el Otro: 40.1 % (314 votos)
Diario La Nación. "Jim. Jam y el Otro" pide a gritos su edición en
libro. Mientras tanto, se pueden leer todos los días en el diario, o
en el blog realizado por su autor, Max Aguirre:
http://www.jimjamyelotro.blogspot.com/

FUENTE: Revista Comiqueando
................


4- INFORME SOBRE "PI-PIO" , DE MIGUEL DAO (Argentina)
Excelente informe preparado por el coleccionista y actor Miguel Dao
sobre "Pi-Pio", el personaje de Manuel García Ferré, aparecido en
Billiken y en Anteojito.
Se puede leer en:
http://historietas---cine---teatro-por-dao.blogspot.com/2008/12/pi-
pio-el-informe-mas-completo-de-la.html

FUENTE: MCSV


Comisión de Asuntos Culturales del
MUSEO DE LA CARICATURA "SEVERO VACCARO"
Lima 1037, Buenos Aires, Argentina.
Horarios de APERTURA:
Jueves y Viernes de 15.00 a 20.00 hs

23 de diciembre de 2008

FELICES FIESTAS!!!

La Historia de HUMOR (tercera parte)

Nota aparecida en la revista HUMOR n° 221 de Junio de 1988, conmemorando los 10 años de esta revista. AC: Andres Cascioli / TS: Tomás Sanz


Retomando, ¿cómo sobreviene aquel cambio de enfoque de la revista?
AC: Creo queros estimuló el hecho de que la gente escribiera tanto, y en general sobre temas políticos. Se acercaron los grupos de derechos humanos, todavía sin haber encarado nosotros periodísticamente el tema político con todo, como fue después. Esos grupos venían a la redacción, escribían, denunciaban cosas, y empezamos a publicar cartas muy fuertes. El correo de lectores fue fundamental en esa época, y con los grupos de derechos humanos se acercaron algunos periodistas inteligentes. Primero, el contacto fue algún reportaje tuyo, en algunos casos; y después empezaron a integrar el plantel de redactores. Muchas de las cartas sostenían que "Humor" era el único espacio donde la gente se sentía representada. Creo que fue por los lectores que decidimos apelar a columnistas políticos.
TS: La adhesión aparecía en las cartas... y empezamos a sentir algo muy lindo, el cariño en la gente, cosa que nos comprometía muchísimo. Hubo quien se empezó a acercar a la redacción, a ver quiénes éramos y dónde hacíamos esa revista tan extraña para la época...

La época en que aparecía gente con tortas o alfajores...
TS: Claro, a eso me refiero. Venían a dejar sus cartas y empezaron a tomar nota hasta de los cumpleaños nuestros. Gente con tortas, con regalos, el que quería charlar, el que quería saber algo más... Hubo una vez una lectora que organizó una fiesta en su casa, con los amigos. Quería juntamos a todos, y nos homenajeó. .. Y era gente de escasos recursos... Eramos como Juan Carlos Chiappe, cuando le llevaban las gallinas y los pollos...
AC: Sí, todo el que llegaba por lo menos traía facturas... Hasta del sur, de An-dacollo, un párroco nos mandó truchas, fue muy curiosa esa época... Y volviendo a los colaboradores, hubo algunos casos como el de Jorge Sábato, que escribió una carta en la que aparte de tirar la bronca por algunas cosas que pasaban en el país, pidió colaborar en la publicación.

Claro, "Jorjón" Sábato, tío del actual ministro de Educación... Es un recuerdo muy especial. Y nos trae el recuerdo de algunos que ya no están, como Merellano, y el de otros...
AC: Alguien que no pudo estar fue Dante Panzeri, que estuvo en "Chaupinela" todo el tiempo. Después, en el '77, tuvimos una experiencia cuando él fue jefe de deportes de "La Prensa": llevó a una parte del grupo que después hizo "Humor". Llevó a Tomás, a Walter Clos, estuve yo dibujando... Y la gente de "La Prensa" terminó llevándolo a una situación límite a Panzeri, que creo fue el desencadenante de su muerte.

Murió un mes y medio antes del comienzo del Mundial, ¿no?
TS: Sí... El estaba hecho a la medida de esta revista; ríos había acompañado en otras publicaciones y hubiera estado aquí firme, también, pero no llegó...
AC: Te cuento como anécdota que cuando lo vimos a "Jorjón" Sábato casi nos caemos de espaldas. Era igual a Panzeri en muchos sentidos... Nos enamoramos de "Jorjón" Sábato por su parecido físico y por su forma de ser; para nosotros era como si Panzeri hubiera vuelto... estábamos muy sorprendidos con él.

¿Se acuerdan de otros columnistas que ya no están, de algunos casos. Estaba Amelita Arias, por ejemplo...
TS: Sí, era uno de esos casos de gente no profesional que se acercaban por adhesión a la revista, gente con inquietudes. Eran periodistas para nuestra revista, cobraban por una nota quincenal o mensual, pero no publicaban en otro lado, y tenian otro tipo de trabajo aparte con el que subsistían. Sintonizaban alguna onda de humor, más o menos la línea que teníamos, y fueron una etapa. Algunos se acercaron, incluso, por una mesa redonda con jóvenes que se hizo con Dolina, en la misma redacción. Y de ahí quedaron enganchados algunos que terminaron escribiendo durante un tiempo en la revista. Los demás son mucho más conocidos... Paredero, que se largó con nosotros, y a quien el "establisnment" del espectáculo le prohibía a veces la entrada a las salas. Le tendrían miedo... Después está el caso de Enrique Vázquez, con el que se inició ya decididamente la línea de comentarios políticos, allá en el '81...
AC: Enrique nosconoció en una comida de fin de año, lo trajo Dolina y lo presentó como un fanatico de la publicacion, que queria estar presente. Enseguida empezo a publicar.

Apoyo de los lectores había, lo que había poco era apoyo publicitario, ¿no?
AC: Ninguno, o casi ninguno... La única empresa internacional que se animó a publicar alguna vez fue Coca Cola, muy poco.Pero Nobleza-Piccardo tengo que reconocer que fue muy valiente: pese a que alguna vez le volantearon la empresa grupos de ultraderecha amenazándolos porque publicaban en "Humor", ellos siguieron haciéndolo. Realmente, empresarios no habituales en este país. Después, la mayoría no publica en este tipo de revista, apoya otro tipo de proyecto, los proyectos de Neustadt o Vigil. Pese a que estuvieron muy comprometidos con la dictadura y con esa Argentina que superamos, tuvieron apoyo en su momento y lo siguen teniendo ahora. Creo que el empresariado en este caso tuvo muy poca visión y es muy conservador, no le importa si una publicación vende mucho. "Humor" llegó a vender 300 mil ejemplares, y tenía muy pocos avisos publicitarios. Pero la publicación de Neustadt no creo que llegue a 2 mil ejemplares y debe tener la mitad de sus páginas con avisos.

¿Con qué tapas hubo más dificultades?
TS: Otra con conflictos, todo un hito, fue aquella de Videla y las pirañas...
AC: Bueno, por esa tapa yo tuve que ir a la Casa de Gobierno. Se ve que hacían reuniones con algunas empresas periodísticas; había un capitán que manejaba prensa en el Ministerio del Interior, que me reunió con algunos editores. Recuerdo a alguno de ellos: un tal Macchi, que hacía una revista "de la noche"; el editor de "Skorpio" y algunas otras publicaciones, la mayoría "underground" y acusadas de pornografía. El capitán nos dio una lección de cómo debía tratarse el tema sexo. Por ejemplo, la medida que tenían que tener las bombachas de las señoritas... Lo decía a los gritos, usando el tono más alto, y en todo momento habló de respeto al ser nacional y cómo debíamos tratar de educar a la gente en estas cuestiones. Yo me acuerdo que una de las preguntas que hice fue si yo estaba presente ahí por la portada que habíamos hecho con Videla, y él me dijo que teníamos total libertad de expresión; y que no era por eso sino porque era una revista considerada pornográfica... También tuve que hablar con marinos por una historieta que hizo Grondona, en la que se decía que la Armada había hecho muy buenos negocios con un portaaviones. Me llamaron del edificio Libertad; estaba anotado en las planillas de entrada y me acompañaron hasta un despacho. En esa época ya no estaba Massera sino Lambruschini. Llegué hasta el despacho anterior al suyo, y ahí me dieron otra lección de lo democráticos que eran los integrantes de la Armada Argentina. Me dijeron que nosotros estábamos haciendo una nota sobre supuestos; y yo les dije que sí, que realmente era sobre supuestos, que estábamos haciendo humor con Grondona y sacábamos deducciones de lo que podía pasar con la compra de un viejo portaaviones. Ellos decían que no iban a tomar medida porque eran muy democráticos, que la Armada salía y viajaba mucho, y entonces estaban educados en la democracia que había en todo el mundo. Pero me pusieron sobreaviso para que no hiciera lo mismo con el Ejército: "si ustedes hacen estos chistes con el Ejército los van a matar a todos".

La Armada ya tenía, por ese entonces, el proyecto político de Massera...
AC: Tenía el proyecto de Massera, y había tenido toda la ESMA que estaba funcionando en esa época. Ese fue otro caso curioso porque estuve como detenido en el edificio Libertad, no sabía para qué me habían llamado... Otra vez tuvimos una experiencia con Massera, no sé si te acordas, con el que íbamos a hacer un reportaje...

Algo recuerdo... (Risas)
AC: Massera se decidió a hacer politica y había criticado duramente al gobierno; y cuando veíamos que alguien se animaba a decir algo contra el gobierno lo aprovechábamos bien. En ese caso Massera dijo una cosa que nos convenía que lo dijera él, pese a que lo queríamos decir nosotros y entonces decidimos hacer un contacto para un reportaje. Tuve que ir a ver a un tal Jorge Lapeña, un penodista que le manejaba la prensa (trabajaban él y el padre para Massera), en un despacho que estaba en la calle Cerrito. Arreglamos el reportaje, y cuando íbamos a hacer el contacto con vos y con Massera, nos dijeron que teníamos que hacer un cuestionario.

Sí, no me dejaban repreguntar...
AC: Insistimos en que si mandábamos el cuestionario teníamos que repreguntar, en que el reportaje tema que ser personal. Ellos dijeron que no, entonces decidimos no hacerlo. Ahí nos enteramos de que los reportajes que salían en las revistas de Vigil, por ejemplo, eran todos con cuestionarios no contestados por Massera, sino por el grupo de periodistas que trabajaban para él. Y algunos debían ser ex integrantes de la ESMA, supongo. Después de estos "supuestos", podemos también creer que el libro firmado por Massera lo escribieron sus periodistas.
TS: Hablando del Proceso, y retomando el tema de las tapas, a medida que avanzábamos y que hasta personajes del gobierno eran dibujados, nos enterábamos de algunas anécdotas. Por ejemplo, la vez que aparecieron en una extraña dupla Minguito Altavista y Viola en tapa, en el año 82. Viola era "el preso", el compañero de Minguito. Dicen que el general Bussi creyó que era una alusión a él, que le dedicábamos la tapa, que Minguito en realidad era él... O vos lo dibujaste mal a Mingo, no sé...

¿No habrá sido un lance para que lo pusieran alguna vez en tapa?
TS: Y sí, posiblemente...
AC: Claro, no entendió que nosotros le decíamos preso a Viola, sino que queríamos compararlo a él con Minguito... Otro ejemplo: la del "gordito travieso" fue otra forma de utilizar a gente que en ese momento criticaba al Proceso.

Manrique fue el autor de esa frase...
AC: Claro, Manrique se peleó con Harguindeguy y le dijo "gordito travieso". Nosotros lo cazamos al vuelo e hicimos la historietita con el gordito travieso que junto con su amiguito Martínez de Hoz rompían todo, pateaban tachos, destruían al país... Y ahí nos enteramos de que Harguindeguy intentó por todos los medios secuestrar la publicación y quiso censurarla. Parece que el que en ese momento era ministro del Interior, Liendo, estaba a su vez enfrentado con Harguindeguy. Salimos aerosos, tal vez porque Liendo terminó "defendiéndonos" a nosotros.

El año '82 fue muy particular para la revista, tal vez uno de los años en que más se ensañaron pese a que la dictadura ya entraba en el ocaso. Se empieza a vislumbrar el secuestro de alguna edición, como la del famoso número 97... ¿Cómo fue ese período?
AC: Ellos en octubre del '82 intentan secuestrar la publicación. Censuraron dos o tres publicaciones, una era la de Guillermo Patricio Kelly, "Quorum". Y la que estaba en la mira era "Humor"; pero ahí nosotros conseguimos zafar porque se acercaron muchos políticos a la revista, hicimos unos editoriales donde denunciamos la posible suspensión de la publicación por el gobierno. Estuvimos esperando a la policía que podría llegar en cualquier momento a la editorial. Y se acercaron muchos políticos, especialmente de la Coordinadora: Facundo Suárez Lastra, Nosiglia, Stubrin y otra gente conocida. Tenían contactos con el último gobierno militar, querían apoyar la publicación, y lo que logramos fue que no la prohibieran. Y también por gestiones de algunos de ellos, y de Enrique Vázquez, conseguimos el apoyo de los políticos más notorios de esa época. Mandaron adhesiones que se publicaron, hombres como Alende, Luder, Alfonsín, Pugliese y otros. Hubo mucho apoyo de los políticos y de la gente en general.
TS: En ese período en que la cosa se ponía muy dura, hubo un episodio grotesco con un custodio que teníamos...
AC: Sí, era un integrante de los gru¬pos de Ruffo y compañía, de la empresa "Magister", de Otto Paladino.

¿Pero no habías tomado la precaución de averiguar los antecedentes del que custodiaba?
AC: No se sabía nada de "Magister", eso saltó después. Un amigo empresario de Ricardo Portal le dijo que ellos contaban en sus empresas con los servicios de "Magister"; y como teníamos que custodiar a la gente, que era amenazada habitualmente, Portal habló con "Magister". ¡Vino Ruffo a ver la editorial!, y mandó a un hombre... Tiempo después se conoció el caso "Magister" . Nosotros criticamos con todo ese asunto, recuerdo, pero teníamos, sin saberlo, a uno de los hombres de Ruffo dentro de la empresa. Lógicamente se le dijo que se fuera... Era un inocente, supongo que no sabía nada de esas cuestiones...


... continuara!

22 de diciembre de 2008

Tarjeta Navideña del Museo de la Caricatura Severo Vaccaro

Felices fiestas para todos!
Es el deseo de la Comision de Asuntos Culturales del Museo de la Caricatura Severo Vaccaro (la imagen adjunta fue realizada por Fabián Mezquita para el Museo).


Un saludo cordial,
Comisión de Asuntos Culturales
MUSEO DE LA CARICATURA SEVERO VACCARO
Lima 1037 - Buenos Aires - Argentina
Pagina Oficial: http://espanol.groups.yahoo.com/group/museo_caricatura_noticias/ 
Teléfonos: 4304-6497 


Resultado de la encuesta ¿Qué dupla guionista-dibujante es la mejor?

Con un total de 10 votos, estos fueron los resultados:




Oesterheld - Solano Lopez
5 (50%)

Oesterheld - Breccia
2 (20%)

Oesterheld - Pratt
2 (20%)

Trillo - Altuna
1 (10%)

Trillo - Meglia
0 (0%)

Barreiro - Solano Lopez
0 (0%)

Trillo - Seijas
0 (0%)

Gimenez - Barreiro
0 (0%)

Los ganadores indiscutidos son la dupla HGO-Solano Lopez seguido por HGO-Breccia y HGO-Pratt.
Ahora los invito a participar en la nueva encuesta! ¿Qué diario tiene la mejor sección de humor?

20 de diciembre de 2008

La Historia de HUMOR (segunda parte)

Nota aparecida en la revista HUMOR n° 221 de Junio de 1988, conmemorando los 10 años de esta revista.

Hace diez años había bastante poco para festejar, ¿no?...
AC: Hace diez años nosotros no sabíamos qué hacer en el país... Veníamos de que nos cerraran todas las posibilidades y proyectos de humor, estábamos todos separados... Yo estaba trabajando en publicidad, en un pequeño departamento que me quedó en la calle Piedras después de la experiencia de la revista "Chaupinela" en el'75. Uno délos clientes de esa agencia era una editor de Cielo-sur. Sus dueños eran Ricardo Portal y Rubén Alpellani; y reiteradamente me pedían proyectos editoriales porque ellos tenían una pequeña empresa con dos o tres revistas que andaban más o menos bien, pero de un nivel muy bajo. Hacían publicaciones imitando la línea de Dante Quinterno... Con Ricardo Portal habíamos tenido la experiencia de "Satiricón", él fue uno de los socios. Era experto en la distribución de revistas y tenía buenos contactos con papeleros e imprenteros; eso que los creativos, los redactores y diseñadores casi nunca tienen. Pero el necesitaba creativos, y me pidieron que yo preparara algo. Insistí mucho tiempo proponiendo revistas de humor pero estaban prácticamente prohibidas en la Argentina desde el cierre de "Satiricón" en la época de Videla, en el '76. En síntesis, redactores y dibujantes estábamos muy separados, muy mal. Por fin esta gente de Cielosur aceptó la idea de hacer un proyecto de humor. Ellos ponían una parte de la editorial y conseguían los créditos con los papeleros, porque no se podía hacer una revista sin plata. Pero necesitábamos algún dinero para montar la parte de redacción...

¿Quién lo puso?
AC: Bueno, ese dinero salió de aquel proyecto que se cerró en el '75, "Chaupinela", una revista quincenal que duró un año. Creo que había editados 24 números de esa publicación. Entonces decidimos hacer un número especial de "Chaupinela", algo así como un "suplemento". Teníamos el material de imprenta, 31 películas y fotocromos ya hechos... Seleccionamos el mejor material publicado e hicimos una primera tirada que nos salió bastante bien. Editamos cuarenta mil ejemplares y vendimos cerca de treinta. Luego hicimos un segundo número con otro material que quedó, aunque éste no salió muy bien porque era todo "emparchado"; corregimos cosas y agregamos algo nuevo. Pese a todo, ese segundo número también funcionó muy bien y con el dinero que recaudamos empezamos con el proyecto de "Humor".

Los dineros fueron químicamente puros, entonces...
AC: Provenían del público lector, en realidad... Creo que el punto de partida de "Humor", en todo sentido, nace en aquel año '75 con "Chaupinela", y no con "Satiricón". "Chaupinela" era decididamente una revista de humor político, que se enfrentó a López Rega con todo en la última parte del gobierno de Isabel Perón. El enfrentamiento fue muy duro hasta que hubo un juicio, por parte de Isabel, que prácticamente terminó con la revista.

¿Y vos, Tomás, cómo te acercas en esa primera etapa? ¿Qué estabas haciendo?... Llegaste a la revista un mes antes de la salida del primer número...
TS: Claro, ante ese llamado de rejuntar gente yo me acerqué. Había estado en las otras publicaciones que Andrés nombraba, y si no tuve mas miedo fue un poco por inconsciencia. Creo que eran ganas de trabajar, pero en realidad sabíamos que la situación era muy dura. Yo hacía sucesivas changas. En ese momento estaba en una revista para muebleros, redactando y dibujando.
AC: Además, no se sabía cuánto tiempo iba a durar el proyecto, porque cuando lo estábamos preparando tuvimos dos o tres experiencias; por ejemplo, con Landrú... Recibíamos a través de algunos dibujantes sus mensajes, diciendo que no siguiéramos porque iban a cerrar todas las revistas de humor. Una vez lo fui a visitar a Sábat a "Clarín" y me encontré con Landrú. Allí me dijo que él se reunía con Harguindeguy, y que sabía que en cuanto saliera algo parecido a Chaupineía" o "Satiricón" moría.
TS: Creo que todavía en ese momento Landrú hacia "Tía Vicenta", que era una revista mucho más potable.

Y casi oficialista...
TS: Claro, ofrecía muchísimos menos riesgos. Había gente escribiendo y dibujando en' 'Tía Vicenta'
AC: Reitero: en esos momentos Landrú hablaba con Harguindeguy, con Massera y con toda esa gente; es más, hasta muchas veces para decidir la tapa hablaba con ellos, pedía permiso... Pero, volviendo a los colaboradores, el que insistió hasta resultar casi insoportable, fue Fabre... En esa pequeña agencia de publicidad de la que hablaba antes, aparecía Fabregat v pedía por favor que hicieramos la revista de humor que le debíamos a la gente, aquella que se truncó con ''Chaupineía''... Creo que venía todos los días a insistir en que hiciéramos "Humor"... También hubo dibujantes conocidos que estuvieron siempre con nosotros, que en esos primeros números no quisieron trabajar. Estaban mal por que esos proyectos anteriores los salpicaron un poco políticamente, y estaban como de prestados en el país; el caso de Tabaré, por ejemplo... Tabaré esperó para poder trabajar; tenía un miedo lógico, porque es uruguayo, como Fabre, y venían de un país muy difícil que pasaba también por un momento terrible.

¿Creen que "Humor" hubiera podido salir antes?
AC: No, creo que antes del '78 no... Ya a "Satiricón" la habían cerrado en marzo del '76, y creo que no se hubiera podido hacer antes; se hizo lo antes posible...
El número uno salió con todas las dificultades, pero satirizando el mundial del 78 y se la declaró de "exhibición limitada".

¿Qué pasó?
AC: Creo que hubiera pasado con cualquier revista nuestra: revistas a perseguir por el gobierno militar y por algunos grupos que están siempre con los gobiernos militares, y no militares, porque se dedican a censurar la inteligencia o a tratar de que el nivel cultural de los argentinos baje cada vez más. "Humor" salió sin ningún material que pudiera ser censurado por el gobierno, pero tuvo la calificación de exhibición limitada. Para salvar la publicación tuvimos que ir a ver a una comisión de moralidad que funcionaba en el Centro Cultural General San Martín, líderada por un burócrata municipal llamado Altamiranp, que sigue trabajando en la Municipalidad. Me acuerdo también que logramos reunimos con esa comisión por medio de un señor amigo,- Kuminsky, sobrino de Ernesto Sábato — que consiguió un contacto. Ahí fuimos a pelear por la publicación; y entre los integrantes de esa comisión estaba el crítico cinematográfico, y ahora creo que jefe de prensa de la Corte Suprema, Héctor Grossi. Allí nos dijeron que esas publicaciones le hacían muy mal al país, que los chicos de seis o siete años que se acercaban a los kioscos podían encontrarse con una publicación como esa y les iba anacer muy mal... "Humor" les hacía mal, pero lo que estaba pasando en el país, los asesinatos y secuestros, parece que no... Bueno, había también un representante de la Iglesia que era muy duro, el más duro de ellos, pero logramos que esa comisión permitiera la salida de la revista una vez más; querían tener la experiencia de otro numero en la calle.

Tomás, se puede pensar que una revista tan cuidada desde los primeros números se hacía en las mejores condiciones. ¿Por qué no cortas tu experiencia como jefe de redacción, cómo trabajaban, qué cosas pasaban adentro?
TS: Claro, era cuidada en el sentido de que queríamos subsistir. Decíamos lo que nos íbamos animando, con alguna sutileza... En cuanto a lo otro, yo era jefe de una redacción inexistente; la gente que había adentro era muy poca, venían algunos colaboradores...
AC: Seríamos seis o siete... Tomás trabajaba casi solo; en diagramación estaba yo, solo también, y en armado — con un ayudante que pescaba poco de eso — el gordo Pérez Larrea; que todavía sigue acá...
TS: En ese momento se iba incorporando Fabregat... Estábamos —era en Piedras 482— en un sucucho, prácticamente; un departamento de tres o cuatro oficinitas, donde no había casi muebles... Yo escribía mudándome de un rincón a otro y a veces llegué a hacerlo sentado en una pila de diarios porque faltaban sillas... No cuento esto para exagerar las dificultades de esos días, pero eran momentos de mucha vacilación y duda, y recién nos estábamos armando. La revista era mensual. Había que "peinar" bástantelas notas, cuidándonos de alguna posible clausura... El número siete, por ejemplo, también tuvo problemas por la llegada de los reyes de España en visita oficial, a la que el gobierno de Videla le dio mucha importancia; y en nuestra tapa aparecía López Rega debajo del vestido de la reina.
AC: Ahí lo que hicieron fue suspender la salida de la publicación; y tuvimos que volver nuevamente a la Municipalidad a tratar el tema. Nos dijeron que lo estaban estudiando, que la tapa molestaba mucho porque estaban los reyes de España, y podía molestarlos a ellos. El gobierno estaba tratando de "legalizarse" internacionalmente y nosotros ahí le creabamos un problema. Una semana despues, una vez que se fueron los reyes, la dejaron salir, pero también con exhibícíon limitada: no se podía exhibir la tapa en los kioscos, solamente el título...

¿Tuviste alguna respuesta por parte de otros editores importantes o consolidados en el mercado, alguna sensación de apoyo para la revista?
AC: No, nunca. Te digo más, en los momentos más difíciles no estuvo casi nadie. Estuvieron algunos políticos, gente que se acercó porque eran lectores y ya cuando la revista estaba muy consolidada. Pero por ejemplo, leo hace poco en 'Clarín' que ADEPA está muy mal con el gobierno, lo enfrenta y habla de democracia y de libertad; pero a nosotros nunca se acercó. Las grandes organizaciones periodísticas nunca estuvieron de nuestro lado; al contrario: creo que esperaban que esta revista no siguiera adelante...

Andrés, vos además te convertiste en caricaturista. Además de todo el trabajo, hacías las tapas...
AC: Sí, sí, hacía las tapas, porque también las hice en "Chaupinela''. Había que diagramar, hacer las portadas...

¿A partir de qué momento decidiste dejar de hacer las tapas e incorporar a Izquierdo Brown?; alguien que ya no está, además...
AC: Sí, se incorpora Izquierdo pero lo hacemos juntos, porque a él le costaba hacer el color, de manera que plantaba las caricaturas a lápiz y yo las terminaba; eso lo hicimos ya en el'83.

Después las sigue Carlos Mine.
AC: Sí, pero fue un cambio lento... Las hicimos con Izquierdo primero; después el que le dio color a los dibujos de Izquierdo fue Niné, y por una pequeña disputa de entrecasa —no se sabía quién se iba a quedar con los originales—, terminó haciéndolas sólo Nine.

Esos cambios se operaban en las tapas, ¿y en los textos? A partir del '79, año en que la revista, de tirar 25 mil ejemplares pasa a cuadriplicar las ventas, también se opera un cambio importante en el contenido. Deja de ser tan gráfica para pasar a ser más política; ¿qué pasaba con la gente, cuáles fueron los primeros indicios de que la revista entraba?
TS: Una de las señales que nos animó bastante, fueron las primeras respuestas
del público. El correo tuvo enseguida un espacio, porque había mucha gente que se reencontraba con nuestro grupo, y que había sido lectora de las publicaciones anteriores. Otro indicio fue que empezaron a llegar los primeros juicios; primero a raíz de notas que tenían bastante difusión — en general las hacía Fabre o algún otro colaborador que aportaba datos— . Espacio que se llamaba "La ruta de los corsarios'. Eran denuncias acerca de deslealtades comerciales, por ejemplo, escritas en un lenguaje a veces demasiado audaz, pero siempre con datos fehacientes. Allí empezaron a aparecer las primeras querellas de algunas empresas que se veían denunciadas. Eso nos daba la señal de que la revista se difundía mucho y de que los lectores la empezaban a tomar como un vehículo de protesta, porque escribía gente a la que habían engañado con la compra de un auto o con un lavarropas berreta.

En esa época "Humor" todavía era mensual, ¿no?
TS: Sí, fue mensual durante los primeros seis meses; a partir de enero o febrero del '79 empezó a ser quincenal.



... continuara!

Sendra en el Museo de los Niños

Un universo de creatividad
"Los inventos de Matías" expone objetos como la "pianocicleta" o un equipo de mate para buzos. El dibujante y humorista cuenta cómo y por qué los hizo. Por: Laura Gentile


Después de salir de esa muestra a uno le quedan ganas de hacer algo", asegura el dibujante Sendra en referencia a la exposición Los inventos de Matías -el famoso personaje de Yo Matías, la tira diaria de la contratapa de Clarín-, que puede verse en el Museo de los Niños Abasto. Una muestra que fue montada por primera vez ocho años atrás, y hoy vuelve.

Unos anteojos con patillas de chupetines "para gente que mientras piensa se chupa las patillas de los anteojos", un equipo de mate y pava herméticos "para que los buzos puedan tomar algo mientras trabajan", "El calcufingers", "para cálculos sencillos que se puedan hacer con los dedos", "La Pianocicleta", una bicicleta con piano incorporado. La sala de exposiciones del museo se puebla de objetos preciosos, como minichistes corporizados.

Sentado en un sillón de su estudio, Sendra explica el origen de la muestra: "cada tanto yo publicaba los inventos en la sección de la revista Viva 'El ombligo observador'", recuerda. Después le propusieron hacerlos como objetos. La realización estuvo a cargo del talentoso ilustrador Claudio "Pipi" Spósito.

Pero una vez que tuvieron los objetos realizados, Sendra notó que debía armarles una base. "Tenía que ser algo coherente con la personalidad de Matías y que tuvieran un costo razonable -explica-, entonces se me ocurrió ponerlos sobre otros objetos que pudieran ser extraídos del desván de la abuela, ahí empezó a jugar esa cosa más escenográfica que hay en la muestra". Alacenas antiguas, una cocina fileteada, delicadas carpetitas.

"Por ejemplo -cuenta-, a la estación yo le fui agregando un farol, un arbolito, las valijas. Mirá -dice mientras se para y busca algo en un estante-, las valijitas las hice con esto". Entonces pone ante la vista una caja mínima. "Sólo le agregué una manijita, no sabés lo que me divertí con esta muestra".

Una de los aspectos que rescata de la exposición es la posibilidad de concebir el invento como una especulación puramente creativa, sin un fin práctico. "Transmitir las ganas y el placer de experimentar, probar, crear y, sobretodo, jugar", explica y comparte un recuerdo de su propia infancia: "Cuando era chico me encantaban las chicas pecosas y me parecía un disparate que no todas tuvieran pecas, entonces inventé una máscara para hacer pecas, había que ponérsela y tomar sol".

En la muestra figuran, también, muchos de los bocetos de los inventos: "Siempre digo que todos los proyectos de la humanidad empezaron con papel y lápiz". Tanto, que para entender su casa se le ocurrió hacer un mapa en el que cada ambiente lleva el nombre de un barrio, el pasillo central es la Avenida Lugones.

Es cierto que algunos de los inventos remiten a temas propios de adultos, no son específicamente para chicos, como la propia tira de Yo Matías. "Yo trato de hacer las cosas para que se entiendan -explica-. Creo que, dentro de lo que es el diario, Yo Matías es el lugar más amable para que entre un chico". Sendra lo ve como una especie de escalón donde los chicos empiezan a pispear el mundo de los grandes y los grandes se acuerdan de cuando eran chicos.

Y hay algo más que Sendra destaca de la muestra: "Lo que me gusta de esta exposición -asegura- es que Matías no está, no aparece por ningún lado y sin embargo existe como una especie de espíritu, están sus huellas, la idea es que pudo haber estado ahí un instante atrás, que pasó por ahí, eso lo hace más creíble".

Fuente: Clarin.com

19 de diciembre de 2008

La Historia de HUMOR (primera parte)

Pasare a publicar una nota aparecida en la revista HUMOR n° 221 de Junio de 1988, conmemorando los 10 años de esta excelente revista.

LA HISTORIA DE HUMOR
Una diaria de Mona Moncalvillo con Andrés Cascioli y Tomás Sanz

Aunque la política del "autobombo nunca fue nuestra trinchera preferida, cumplimos diez años y la ocasión nos permite hablar un poco de nosotros y recordar una historia, que no es sólo la nuestra; es la de miles de lectores que nos ayudaron a contar lo que pasaba y que también
arriesgaban acercando información, o comprando un ejemplar.
Llegué a la vieja redacción de la calle Piedras, por el invierno del '79, con demasiados fríos encima; militares y civiles cómplices seguían incrustándonos heridas y cerrando puertas, y para mí era impensado que un nuevo trabajo fuera bálsamo para aliviar nada. Por suerte, me equivoqué.
¡Cuántas cosas pude preservar con mi grabador y mi máquina de escribir! ¡Cuántos pensamientos cobraron vida a través de los cientos de entrevistados!
Cuánto mimé y defendí esas ideas, aun las que no compartía, pero que provenían de quienes no eran cómplices de la dictadura, generaban esperanza y abrían un camino hacia la recuperación de todas las libertades.
Tengo la seguridad de que ese trabajo meticuloso y prolijo ha dignificado un género tan vapuleado como el del reportaje; y la certeza de que ayudé a mucha gente, pero que también me ayudaron a vencer miedos y autocensuras, y que fueron mi válvula de escape para estar entera y sana.
Este cortito relato es parecido al de tantos compañeros — algunos ya no están— redactores, dibujantes, fotógrafos, gráficosy administrativos. Juntos, fuimos creciendo para afuera y para adentro, nos reconocimos en esa "islita", a la que no le faltaron las tormentas y huracanes. Pero estábamos tan contentos que hasta nos olvidábamos de pedir aumentos...
Pero el festejo no sería completo si en este número especial no incluimos respuestas de Andrés Cascioli, el director dé "Humor", y de Tomás Sanz el jefe de redacción, dos del grupo de seis que la parieron, y responsables principales de su irreverente contenido.
En esta extraña pareja, trabajan juntos desde hace 26 años, el "tano" Cascioli puso toda su vehemencia, apasionamiento y trabajo para diagramar, dibujar y pintar las tapas, convencer a sus ex socios de seguir y, además, incorporar la gente y enfrentar los juicios. Tomas tuvo la serenidad y el equilibrio necesario como para escribir editoriales, notas, dibujar costumbrismo, leer todo el material, graduarlo y ''peinarlo'' para evadir a los censores. Y le quedaba tiempo para ocuparse de la sección "Pelota" .
Cascioli, 51 años, dos hijos, oriundo de Sarandí, ya venía con una historia importante en proyectos editoriales: Del '60 al '63 dirigió tres publicaciones "de aventuras": "Casco de Acero", "Maverick"y "Tucson". Después, por años, quedó atrapado por la publicidad, hasta que por el '72 volvió al viejo amor de las revistas con "Satiricón"; dos años después con "Chaupinela", antecedente de "Humor" .por el'76, "Perdán'*y "Rock Superstar', y en junio del '78 ¡"Humor"!, laque permitió consolidar una editorial y dar vida a buenos proyectos como "Humi", "El Péndulo", "Superhumor", "Sexhumor", "Fierro", "El Periodista" y "Caín".
Sanz, 51 años, tres hijos, nativo de Quiroga (Provincia de míenos Aires), no tiene una historia profesional muy diferente. También anduvo por la publicidad y formó parte del equipo de "Satiricón" y "Chaupinela". Antes de La aparición de "Humor" derrochaba su ingenio, para subsistir, en una revista para muebleros.
Los detalles y los cómo están perfilados en esta larga charla. Los recuerdos sirven para ver que nuestro paso no ha sido tan efímero; basta hojear viejos ejemplares y releer, por ejemplo, los reportajes, para ver cuánta vigencia tienen todavía.
Nos quedan más grabados los cinco años de dictadura que los cinco en democracia. Puede que ustedes, lectores, hubiesen querido más humor en las respuestas. Pero vea, Mark Twain, que de esto algo sabía, sentenció: "El secreto de la risa no es la alegría, sino la tristeza". Pero no importa, haga de cuenta que esta leyendo una revista de humor.
M.M.


.... continuará!

PAMPA BÁRBARA (por Ferro)



Patoruzú de Oro 1983. Diciembre de 1982.

Espacio de Publicidad

Junio de 1988

6 de diciembre de 2008

Misterix, el nombre más fuerte (por Juan Sasturain)

En estas semanas se cumplieron sesenta años de la aparición de una de las revistas más importantes y uno de los nombres/marcas más sugestivos de la historia de la historieta argentina: Misterix. Y lo recordamos más, acaso, porque es algo que tiene que ver con nuestra propia historia de lectores infantiles primero, de maduros escritores después. Hay una pila atómica (la del “hombre de acero”) que mantiene la energía intacta de nuestra memoria afectiva.

Fue en el primer tercio de la década del cuarenta, en plena Segunda Guerra Mundial, cuando se instaló en la Argentina Editorial Abril. Su fundador fue Cesare Civita, un emigrado judeoitaliano que llegó a Buenos Aires –vía Nueva York– escapando del fascismo. Hombre con gran experiencia en la industria editorial de su país, obtuvo la representación de Walt Disney, empezó a explotar sus personajes y a publicar literatura infantil. Terminada la contienda universal, se volcó al mercado de las revistas de historietas. Así nacieron, sucesivamente, las exitosas Salgari, Cinemisterio, Misterix y Rayo Rojo. Para proveerlas, Civita fundó el sindicato Sudameris –a la manera norteamericana–, tradujo gran parte de la producción de los jóvenes creadores italianos de posguerra e invitó a algunos de ellos a trabajar en la Argentina. Así llegaron a Buenos Aires, en 1950, los dibujantes Mauro Faustinelli, Hugo Pratt e Ivo Pavone (que en estos días, casualmente estará de visita tras muchos años en la Argentina), y el guionista Alberto Ongaro. Otros, como Dino Ba-ttaglia y Paul Campani –que también publicaban en las revistas de Civita–, nunca viajaron. El cruce de estos autores con algunos de los por entonces noveles creadores argentinos –el guionista Oesterheld, los jovencísimos dibujantes Solano López, Zoppi, Vogt y Carlos Cruz– fue muy productivo.

Los semanarios de historietas de Abril –sobre todo Misterix, que apareció en septiembre de 1948, y la pequeñísima Rayo Rojo– fueron, durante la primera mitad de la década del cincuenta, el espacio gráfico en que se expresó la aventura moderna, con temas contemporáneos, de clara influencia norteamericana pero con rasgos propios. Se seguía con el concepto de “continuará”, pero el relato gráfico soslayaba la pesadez del folletín tradicional y los guiones apuntaban a un lector más maduro y exigente.

En la revista y en el personaje insignia de Abril, Misterix, lo primero que seducía era el nombre. Sólo con el tiempo descubrimos que se trataba de la versión fonética de “Mister X”. Los chicos de aquellos años cincuenta no sabían (sabíamos) inglés. La revista era apaisada y tenía la particularidad de que las historietas comenzaban directamente en la tapa, donde estaban los únicos y habitualmente desfasados colores. No siempre con la misma: a veces era Misterix, de Campani y Ongaro, a veces El Sargento Kirk, de Pratt y Oesterheld; a veces Bull Rockett, de Campani y Oesterheld, y también –pero menos– Fuerte Argentino, de Ciocca y Julio Almada. Con el tiempo, al retirarse Campani, Eugenio Zoppi pasó a dibujar Misterix y Solano López se hizo cargo de Bull Rockett.

Tanto el personaje de Misterix, como el efímero Asso di Piche de Battaglia-Pratt –rebautizado As de Espadas en la Argentina– habían nacido en Italia y eran versiones más o menos logradas del modelo de superhéroe yanqui. Los jóvenes autores italianos que habían sufrido la censura de la producción norteamericana en sus revistas durante el fascismo volvieron a esos temas y personajes en cuanto pudieron. La influencia de Caniff, de Eisner, de los héroes de Lee Falk –The Phantom, Mandrake– es evidente.

De esos héroes, Misterix fue, a la larga, si no el mejor, el único que sobrevivió, aunque con muchas transformaciones. El personaje, de origen más o menos gótico y sombrío en los inicios en la revista Salgari, derivó a aristócrata inglés colaborador habitual de Scotland Yard. Lo fundamental siguió siendo la apariencia imponente y el rasgo de modernidad tecnológica: el traje hermético e incombustible y la pila atómica que emitía rayos multiuso operada desde el centro de su cinturón. El dibujo de Zoppi tuvo la rigidez y eficaz simplicidad de las historias.

Bull Rockett, primer personaje importante de Oesterheld, fue construido por encargo y para competir con héroes aviadores de posguerra como el Steve Canyon, de Caniff, y el Johnny Hazard de Frank Robbins. Tenía la cara de Burt Lancaster –entonces de moda– y fue pronto mucho más que el original piloto de pruebas del encargo para convertirse en científico atómico, hombre de acción y eje de un grupo aventurero heterogéneo –Bull, Bob y Pic– que sería después la marca de fábrica del guionista. Precisamente, en El Sargento Kirk, ya con Hugo Pratt en su primer gran trabajo de aliento, un Oesterheld aún literario en demasía desarrollaría con plenitud su concepto de la Aventura (así, con mayúscula) como desafío interior, existencial, y no mera peripecia, y la idea del Héroe colectivo, una constante en su trabajo posterior.

En Rayo Rojo, simultáneamente, mientras se instalaba como un clásico perdurable el anónimo Colt Miller –que no era otro que el Tex Willer del italiano Sergio Bonelli, que aún hoy sigue...– nacían personajes perdurables como El Indio Suárez, de Oesterheld-Fleixas (luego Cruz), historia de un boxeador criollo que accede a pelear por el título del mundo, deviene manager y se mueve habitualmente en ese submundo; y el elegante detective Mark Cabott, de Ongaro y el jovencísimo Carlos Vogt.

La modernidad que les daban a sus historias los dibujos de Pratt, Solano López y el resto –vigorosos, cinematográficos– y los originales guiones de Oesterheld y Ongaro hicieron que Misterix y Rayo Rojo fueran líderes, en un mercado en que las revistas de historietas semanales se contaban por docenas y los ejemplares vendidos en cientos de miles. Esos “años de Misterix”, primera mitad de los cincuenta, fueron parte del epicentro de la Epoca de Oro de la historieta de aventuras argentina, un período que se extiende desde la aparición de Patoruzito, en 1945, a la desaparición definitiva de esta misma reciclada y ya desfasada Misterix hacia 1964.

Tal vez me acuerdo de todo esto porque charlé en estos días con Solano López, que acaba de cumplir ochenta años y sigue laburando como si nada, como si todo. Glorioso sobreviviente de una revista y de una época especiales: ni antes ni después hubo semejante conjunción y proliferación de medios, creadores y público.
Fuente: Página/12

El Primer realizador Argentino de Dibujos Animados para TV

EL PRIMER REALIZADOR ARGENTINO DE DIBUJOS ANIMADOS PARA T. V.
(Nota aparecida en la revista DIBUJANTES n° 14, de Junio de 1955)
Una nota de NORBERTO PABLO PETRUCCI

Jose Burone Bruché, se cuenta entre los dibujantes argenti­nos que más han perseverado en la difícil y paciente tarea de los dibujos animados.
Egresado de la Escuela Nacio­nal de Artes en 1931, aun no ha­bía terminado el curso académico, cuando el renombrado pintor Gregorio López Naguil, a la sazón escenógrafo del Teatro Colón de Buenos Aires, lo llevó como ayudante.
Después, por el año 1932 y si­guientes, sus inquietudes artísti­cas se vuelcan hacia la confección de "afíches". En esta nueva actividad, logra destacarse ampliamente, obteniendo altas recompensas: Primer premio de "affiche" para el "Segundo Salón de Bellas Artes" de la ciudad Eva Perón; "Concurso de las Pinturas Talens", etc. Segundo Premio: "Junta Reguladora de la Industria Lechera"; "Sociedad de Fomento de Turismo Mar del Plata"; "Concurso Cervecería Quilmes" y tantos otros que escapan a nuestra memoria. En esa época, alterna la práctica del "affiche" con la ilustración de cuentos humorísticos en las revistas "El Hogar", "El Suplemento", "La Novela Semanal" y portadas para "Chabela" y "La Semana de Mar del Plata".

Años después, es designado Director Artístico de la revista "ímpetu". En tales funciones, Burone Bruché se multiplica, con su proverbial dinamismo y laboriosidad. De pronto, se siente atraído por la historieta cómica publicitaria, en sus principios, por ese entonces, entre nosotros. De inmediato comienza a realizarlas, logrando certeros impactos. Entre las muchas y bien logradas, recordamos las siguientes: "Cosas de la Propaganda"; "Andanzas del Gaucho Relamido", para "Jabón El Gaucho" de la Compañía Swift; "Pat Otero", para la General Motors, etc.
"—La práctica de la historieta —nos dice Burone Bruché—, me ayudó a realizar un sueño: los dibujos animados; por su afinidad en ideas, continuidad, brevedad e intención." Y lo que es más importante, agregamos nosotros, que encontró su verdadera vocación. Mucho contribuyó a ello su entusiasta dedicación al cine, tanto artística como técnica. La oportunidad se presentó cuando la Compañía "Emelco", que allá por 1941, venía desarrollando un vasto programa en base a films de propaganda comercial, le brindó los medios técnicos para realizar sus primeros trabajos.


Dibujo realizado para la Compañía "Esso" en el año 1954 en donde Burone Bruché
demuestra do­minar ampliamente el campo comercial del dibujo




Otra muestra bien lograda en intención y des­arrollo en películas de
dibujos animados para propaganda realizadas por Burone Bruché.



Tiempos heroicos de pacientes ensayos y constante dedicación. Después de ver las pruebas llegadas del laboratorio, todo lo realizado que había insumido meses de labor, era, sin más trámite, arrojado al cesto.
Y se comenzaba de nuevo. Esa severa selección y autocrítica, fue útilísima para Burone Bruché y sus colaboradores inmediatos. Lograron en esa forma un caudal de conocimientos y, al mismo tiempo, un dominio amplio de la compleja técnica del dibujo animado: sincronis¬mo exacto de la figura y la música. Desarrollar un tema o idea determinada, en brevísimos minutos.

Burone Bruché lleva realizadas más de 160 películas de corto metraje, que abarcan dentro de un amplio campo de acción de su inquietud creadora, todos los géneros imaginables. En su mayoría de propaganda, para importantes firmas; tales como "Industrias Químicas Argentinas Duperial", "Molinos Río de la Plata", "Laboratorios Suarry", "Mc. Cann Erickson Corporation", "Laboratorios Dubarry", "Lino Palacio y Cía.", "Yuste Publicidad", "Casa América", etc.
Es creador además, de la famosa serie "Contreras", (el hombre que siempre lleva la contra), especialmente dedicada a los niños.
También fue muy celebrada la aparición de sus refranes populares criollos, que en forma cómica, poseen una aleccionadora moraleja. Su distribución mundial, está a cargo actualmente de la Compañía "Cinepa". Por otra parte, debemos destacar, que es el primer dibujante argentino que ha producido películas de dibujos animados para nuestra televisión, actividad en la que ha logrado destacarse ampliamente.



Una escena correspondiente al film ''Amor con amor se paga'',
de la serie de refrances populares, y un moderno enfoque en
el dibujo ''Pamplinas del payaso Pamplino''.


Sus estudios, equipados con los aparatos más modernos, hanmerecido franca preferencia de las autoridades. Es así que en varias oportunidades, ha realizado películas para el Ministerio de Salud Pública, Secretaría de Prensa y Difusión de la Presidencia de la Nación y Congreso de Productividad y Bienestar Social.

En la actualidad y como primicia para la revista DIBUJANTES, Burone Bruché, nos anticipa que se encuentra preparando una película en colores, cuya duración será de ocho minutos, que enfocará a uno de nuestros tangos más populares, tanto en su letra como en sil música.


Walt Disney y Burone Bruché en la Estancia ''San Juan'' durante el
asado ofrecido al primero en el mes de septiembre de 1941.


Espacio de Publicidad

Junio de 1955

5 de diciembre de 2008

Boletin del Museo de la Caricatura Severo Vaccaro

Las medallas y diplomas se entregarán en junio del 2009
EL MUSEO DE LA CARICATURA SEVERO VACCARO YA TIENE SUS DISTINCIONES PARA ARTISTAS DESTACADOS

Continuando con nuestra tradición de homenajear a los grandes maestros del humor y la historieta (Recordemos: Guillermo Mordillo, Eduardo Ferro -Premio Quevedos-; Revista Lúpin, Roberto Fontanarrosa), el Museo de la Caricatura Severo Vaccaro ha decidido, a propuesta de la Comisión de Asuntos Culturales, modificar la forma de sus homenajes a los grandes talentos argentinos, siguiendo el lema de poner de manifiesto aquello muy bueno y ejemplar de nuestro pasado y presente, para así poder proyectarnos hacia el futuro. ¿De qué manera? Brindándole todo nuestro cariño, apoyo y difusión al homenajeado y su obra.

Es así que, a partir de junio de 2009, el Museo distinguirá a una o más personalidades, teniendo en consideración los rubros Trayectoria Profesional, Talento Joven y/o Difusión del Humor y la Historieta.


El nombre del ganador/ganadores será dado a conocer a través de un comunicado del Museo en el mes de mayo de 2009. Y la entrega de los diplomas y medallas, será efectuada en las instalaciones del museo en el mencionado junio 2009.

Un abrazo a todos, y esperamos, de corazón, que esta noticia sea recibida con el mismo entusiasmo con el que creamos esta distinción.

Comisión de Asuntos Culturales.-


..................................................

Comisión de Asuntos Culturales
MUSEO DE LA CARICATURA SEVERO VACCARO
Lima 1037 - Buenos Aires - Argentina
Pagina Oficial: http://espanol.groups.yahoo.com/group/museo_caricatura_noticias/
Teléfonos: 4304-6497

Y dónde esta el dibujante?

Hace unos meses fui a la hermosa ciudad de Colonia, en la tierra hermana del Uruguay. Vi el diario EL PAIS y me llamo la atención una cosa. Pensé que sería un error de imprenta...

Ayer me trajeron otro ejemplar de ese diario (fechado el 04/12/2008) y vi que seguía faltando algo:


Donde esta el dibujante? Quien dibuja a Mafalda? Donde esta Quino?

Me fije si adentro del matutino había otros chistes y en estos si figuran los dibujantes... pero y Quino?

Otro de los grandes misterios del Universo conocido.

1 de diciembre de 2008

Muestra Patoruzú: UNA REVISTA UNA ÉPOCA

Del 29 de noviembre de 2008 al 8 de febrero de 2009 en el Museo de Artes Plásticas Eduardo Sivori.
Se exhibirán dibujos originales de los principales artistas que tuvieron actuación en la revista, como Dante Quinterno su creador, Roberto Battaglia, León Poch, Oscar Blotta, Eduardo Ferro, Alcides Gubellini, y otros.

27 de noviembre de 2008

Homenajean a Solano Lopez en la Legislatura Porteña

El Maestro Francisco Solano López acaba de ser nombrado Personalidad Destacada de la Cultura en la Ciudad de Buenos Aires por la Legislatura porteña. El proyecto fue presentado por los legisladores socialistas Julián D'Angelo y Verónica Gómez.

El 5 de diciembre a las 18.30 hs. se realizará la entrega de la distinción, en el Salón San Martín de la Legislatura de la Ciudad, Perú 160. Acompañarán al dibujante de "El Eternauta" personalidades destacadas de la historieta y el humor gráfico, y se proyectará un video homenaje. La ceremonia también está abierta a todo público, con entrada gratuita.


Fuente: Museo de la Caricatura Severo Vaccaro

Entrevista a Francisco Solano Lopez (2006)

Entrevistamos al vecino Francisco Solano López, dibujante de historietas de la cual la más conocida es El Eternauta

El retorno de El Eternauta

Caía la tarde sobre Buenos Aires y el barrio iba tomando ese color especial del atardecer, tan propio de algunos crepúsculos de ciertos comics. Y en eso estábamos, ya que enfilábamos rumbo a la casa de uno de aquellos próceres de la historieta universal. Estamos haciendo mención, al dibujante Francisco Solano López, creador junto a Héctor Oesterheld de El Eternauta.
Solano López: “Yo empecé a dibujar profesionalmente cinco años antes de que saliera El Eternauta. Ya tengo cincuenta y cinco años de laburo en forma profesional, porque no nos olvidemos que El Eternauta el año que viene cumple cincuenta años desde que salió por vez primera”.


MS: ¿Y cuántos años tenías cuándo comenzaste a trabajar en forma profesional?
SL: “Para los estándares de la época yo empecé tarde a trabajar. Tenía veintitrés años.
“En Misterix, de Abril, trabajé haciendo Bull Rocket con Oesterheld. En esa época, Oesterheld iba adquiriendo fama por la historieta del Sargento Kirk que dibujaba Hugo Pratt. Oesterheld era, además, medio guía y director, atrás, en bambalinas, de la revista Más Allá, que era una publicación mensual, no de historietas, sino de ciencia ficción. Fue donde sacó las primeras Crónicas Marcianas de Ray Bradbury en episodios. Y, además, él metía de vez en cuando algún cuentito de ciencia ficción.
“Cuando Oesterheld quiso abrirse de esta editorial no pudo llevarse todo lo que había hecho porque las editoriales retenían los derechos, uno inventaba la historia pero una vez que firmabas el contrato no tenías derecho sobre lo que habías creado. Una vez que yo pasé a la Editorial Frontera, que fue la que fundó Oesterheld con su hermano, empecé con otras historietas, aún antes de hacer El Eternauta. En esta época hice con Oesterheld: Joe Zonda y Rolo, el marciano adoptivo, esta última salía en una revista que se llamaba Hora Cero. Joe Zonda era un pibe, un cabecita negra, que había aprendido todo por correspondencia. Incluso, ser piloto. Y Rolo transcurría en la época de las invasiones extraterrestres; era maestro de escuela y presidente del club del barrio, tenía su barra de amigos en el café y con ellos se ponía a pelear contra los invasores.
“Durante un tiempo hice las tres historietas: Joe Zonda, Rolo, el marciano adoptivo y El Eternauta. Eran historietas mensuales, salían ocho o diez páginas por mes de cada una. Era mucho trabajo. Luego de unos tres años terminó mi etapa de trabajo en la Editorial Frontera. Hay que reconocer que Oesterheld tenía un talento incomparable para escribir guiones de historieta, pero dirigir una editorial es un oficio diferente. Su título universitario era de geólogo y se asoció con su hermano que era ingeniero agrónomo. Un geólogo y un ingeniero agrónomo dirigiendo una editorial, imaginate, como les fue, les metieron el perro y se fundieron.”

MS: ¿Vendían bien y, de todas maneras, se fundieron?
SL: “Tan bien vendían que mucho no pasaba por las cuentas de ellos. Habían ediciones truchas, clandestinas, que hacía el imprentero en complicidad con los distribuidores. Ese mismo imprentero que se benefició esos años si los hubiera dejado progresar hubiese tenido mucho más trabajo. Dentro de los proyectos de evolución que se habían hecho Héctor con su hermano no solo nos prometieran mejoras en nuestras condiciones de trabajo sino también promesa de asociarnos. No pudo concretarse porque por más éxito que tuvieran los estaban estafando.
“El grupo con el que venía trabajando en la Editorial Frontera de a poco nos fuimos pasando para trabajar en una editorial inglesa, gracias a Hugo Pratt que ya estaba radicado en Europa, hasta que yo mismo a principios de los años ´60 me fui trabajar a allá porque había mucho trabajo interesante y estaba bien pago. Primero estuve dos años trabajando desde acá - época de transición del gobierno de Frondizi, los golpes de estado, las huelgas, entonces se hacía difícil- y después me fui a España. No fui a Inglaterra porque me parecía un país húmedo, frío y yo tenía tres pibes chicos... Fuimos a la Costa del Sol, en España. Trabajaba en mi casa frente al mar, diez meses de verano, los pibes podían ir a la playa. A los tres años fuimos un año a Roma para conocer Italia. Después volvimos y en el ´77 nos exiliamos: casi dos décadas más fuera del país. En esta segunda partida estuve diez años en España y otro tanto en Brasil.
“Antes de volver le propuse a los ingleses si podía trabajar acá armándome un equipo y así en la medida en que ellos me enviaban más trabajo fui preparando más ayudantes.”



RS: ¿Y cómo los elegían a estos ayudantes?
SL: “En una época estaba la Escuela Panamericana de Arte de los Doce Famosos Artistas, yo en esa no entré porque era nuevo. Pero Hugo Pratt y Alberto Breccia daba clases de dibujo en esta institución. De ahí salían los muchachos que tenían condiciones para dibujar y que tanto yo como algunos de los compañeros míos de la editorial tomábamos como ayudantes.
“En el sistema inglés, el norteamericano no, el trabajo era anónimo, es decir, salía sin la firma, Y este sistema lo usaban aquí dos editoriales grandes: Abril y Columba. Las mismas historietas que hacías para los ingleses después las veías publicadas por todos lados, en distintos países. Por eso no tenían interés en que fuéramos individualizados.”

MS: ¿Cómo empezó a dibujar historietas?
SL: “De chico se me ocurrió empezar a dibujar. No leía muchas historietas. Mi padre me llevaba al cine a ver los continuados, las películas de Tarzán, las de la guerra... También me llevaba mucho al zoológico. Y dibujaba esas cosas. Las historietas las leía más bien cuando me agarraba el sarampión y me tenía que quedar en la cama.
“Mi padre era periodista. Murió cuando yo tenía ocho años. Quedó la biblioteca de él y empecé a leer libros. Y siempre dibujaba. A mi madre no le gustaba mucho esa vida bohemia que llevaban los periodistas, esto por mi padre, y cuando vio que a mí me gustaba el dibujo tomó unas pilas de carpetas que había guardado mi padre en una de las bibliotecas y las tiró. Eso me produjo un frenazo, yo tendría diez, once años. Hasta que entré en la adolescencia estuve unos tres o cuatro años sin dibujar. Ni sabía que había gente que hacía historietas. Incluso estudiando en la facultad me pasaba dibujando. Finalmente tuve la posibilidad de dibujar para Editorial Abril.”

RS: ¿Qué estudiaba en la facultad?
SL: “Abogacía. Porque tenía dos primos hermanos, diez años mayores que yo, que eran abogados. Yo había entrado a trabajar en el Banco de la Nación. Pero no me recibí de abogado porque no me gustaba. El gran drama fue cuando dije que me iba del banco…”

MS: ¿Y qué está haciendo ahora?
SL: “Entre otras cosas, yo sigo haciendo El Eternauta.
“Cuando volví la gente me preguntaba por El Eternauta. Lo retomamos con Pablo Maiztegui, que era mi ayudante de dibujo y hoy es el actual guionista. Lo conocí en España porque es amigo mis hijos. Le vi buenas condiciones para el dibujo.”

MS: ¿Cómo nace El Eternauta?
SL: “Estaba esa moda de los invasores y a Oestherled le gustaba mucho la ciencia ficción. Ya habíamos hecho con él Rolo, el marciano adoptado, una especie de ensayo inconsciente. En ese momento, no había ciencia ficción en las historietas argentinas. Cuando Oesterheld puso su editorial tenía ganas de hacer héroes argentinos y eso hizo. Y me agarró a mí para eso. Cuando llegó el momento de hacer una de ciencia ficción de en serio escribió El Eternauta.
“Cuando vinieron los años setenta Oesterheld se había hecho simpatizante de los montoneros, así, El Eternauta en la segunda parte fue una especie de metáfora de la lucha de los invasores extraterrestres. Juan Salvo, en esta segunda parte, va al futuro y los que se quedan siguen luchando contra los invasores, los extraterrestres, el equivalente de los montoneros luchando contra los invasores.”

RS: ¿El tema de los derechos con El Eternauta cómo está?
SL: “Cuando me fui la segunda vez, escapando con mi hijo, que se había metido con los montoneros, no me preocupé por el aspecto legal de El Eternauta, entonces, para el editor, fue toda una paponia. Dijo, «todo para mí». Ni sabía donde estaba yo y le hizo firmar un contrato a la viuda de Oesterheld y se quedó con todos los derechos. Hoy la viuda y los nietos de Oesterheld ya recuperaron los derechos, yo aún estoy en acciones legales por ese tema. Ese editor se aprovechó de que Oesterheld estaba perseguido en los años setenta y yo exiliado para quedarse con los derechos. Cuando volví, en el ´94, empecé a poner todo eso en movimiento, pero los juicios se demoran mucho.”

RS: ¿Cómo ve a la historieta en general actualmente?
SL: “Y ya no es lo que era, ya no se consume igual. Fíjate vos que en Inglaterra me decían que antes los maestros eran los que más criticaban a las historietas porque, decían, así los chicos no leían, y ahora ante tanto predominio de la cultura visual son los maestros los principales aliados de la historieta, porque estas son un buen camino para llevar a otras lecturas.”

M.S. y R.S.


Fuente: Revista El Abasto, n° 80, septiembre 2006.

26 de noviembre de 2008

24 de noviembre de 2008

Resultado de la encuesta ¿Qué personaje/tira ACTUAL te gusta más?

Con un total de 41 votos, estos fueron los resultados:


YO MATIAS
12 votos
GATURRO
11 votos
JIM, JAM Y EL OTRO
8 votos
MACANUDO
6 votos
BATU
3 votos
LA NELLY
1 voto

Arañando la punta estan YO MATIAS (de Sendra) y Gaturro (de Nik), pero ya podemos apreciar quien fue el ganador.
Ahora los invito a participar en la nueva encuesta! ¿Qué dupla guionista-dibujante es la mejor?

20 de noviembre de 2008

Se lanzó "Con el deporte no se juega 5"

El nuevo libro de Caloi, imperdible para los amantes del deporte y las historietas
Se lanzó "Con el deporte no se juega 5" del reconocido historietista. "Uno dos cosas que me apasionan y lo hago de una manera no superficial porque conozco el juego desde adentro", explica el autor. En su quinta edición el libro es por primera vez enteramente a color.

Los amantes del humor gráfico y el deporte tienen un gran motivo para congraciarse y festejar en conjunto: ya está en las calles el último trabajo de Caloi, "Con el deporte no se juega 5"; un nuevo libro de la serie que comenzara allá por 1987 y cuya última edición se remonta al año 2000; recopila producciones que el dibujante publicó a lo largo de estos años en Viva. "En este caso, la novedad es que el libro es enteramente a color", explica el historietista.

"Hago humor con el deporte porque son dos cosas que me apasionan. Además, lo hago de una manera no superficial porque conozco el juego desde adentro. Aunque, a medida que pasan los años, voy cambiando: por cuestiones físicas, ahora juego mucho básquet y cuando me ponga más viejo me dedicaré al golf. Terminaré practicando ajedrez", comenta Caloi entre risas y con su habitual cuota de gracia. Le sale tan espontánea que resulta sencillo entender cómo no se agota. Refiriéndose exclusivamente a los chistes vinculados con el fútbol, Caloi se extiende: "También tomo otros elementos muy ricos, como el reglamento y el aspecto psicológico del fútbol, porque sirven muchísimo para sacarles el jugo. En nuestro país, este juego es casi una forma de idiosincrasia".

Así como a los deportistas ultra-ganadores se les pregunta qué los moviliza a continuar con el éxito, el reconocimiento es algo que Caloi se ganó hace mucho. ¿Por qué sigue creando y publicando? "Hacer un libro no es una mera recopilación, sino la chance de darle a las historias un in crescendo, una hilación que no se consigue cuando salen por separado en la revista. Me mueve la necesidad de expresar ideas, opiniones y puntos de vista desde la gráfica". Bienvenido sea. "Con el deporte no se juega 5", una razón para que los amantes del humor y el deporte se den un verdadero abrazo de gol.

12 de noviembre de 2008

Hijitus y sus aventuras llegarán por primera vez a todas las casas en formato DVD

Buenos Aires, 10 de noviembre.
Tras haber conquistado a varias generaciones con su frescura y originalidad, la colección completa de "Las aventuras de Hijitus" llegará en diez DVD de gran calidad, incluyendo material inédito de sus comienzos.

Así, grandes y chicos podrán disfrutar de las andanzas de un niño pobre que vive en un caño junto a su perro Pichichus pero que -gracias su sombrero mágico- puede convertirse en un superhéroe.

Con la ayuda de Oaki, Larguirucho y El Comisario, este niño de gran corazón peleaba contra Neurus, la Bruja Cachavacha y otros malhechores de la ciudad de Trulalá.

Los 52 episodios de este verdadero clásico nacional -nacido de la prodigiosa pluma de Manuel García Ferré y que estuvo al aire durante varios años en la pantalla chica- se pondrán a la venta en las disquerías de todo el país.

Los diez DVD se podrán adquirir tanto por separado como en dos lujosos sets con una cuidada presentación, que incluirá episodios en blanco y negro inéditos y que marcan la prehistoria del personaje.

Además, estarán a la venta ringtones, truetones, videos y wallpapers con los mejores contenidos de la serie, las frases más recordadas de los personajes y sus sonidos característicos, disponibles para los celulares.

Fuente: Reporter

10 de noviembre de 2008

FELIZ DIA DEL DIBUJANTE!!!

A todos los dibujantes que pasaron por estas pampas, a los dibujantes que se estan iniciando, a los que intentan ser uno, a todos ellos...

9 de noviembre de 2008

FELICES 60 MAESTRO!!!!

En el día de hoy el señor Carlos Loiseau, mas conocido como Caloi, cumple 60 años.

Caloi nació el 9 de noviembre de 1948, en la provincia de Salta.

Sus primeros trabajos fueron publicados en la revista Tia Vicenta, en 1966. Desde entonces paso por las revistas Maria Belen, Adan, La Hipotenusa, Tio Landru, Siete Días, Atlantida, Satiricon y Semana Gráfica, entre tantas otras.


Realizó "LAS INVASIONES INGLESAS", cortometraje cinematográfico de dibujos (1970).

Desde 1968 es dibujante de distintas secciones del diario "CLARÍN".


Actualmente y desde 1973 aparecen en ese medio una tira diaria "CLEMENTE" y una página de humor en la revista dominical Viva.


Entre 1976 y 1982 publicó una página semanal de humor sobre temas deportivos en la revista "EL GRÁFICO".

Algunos de sus dibujos son reproducidos además en Uruguay, Brasil, Venezuela, Colombia, México, España, Francia, Italia, EE.UU., Cuba, Bélgica, Alemania, Bolivia, Puerto Rico, etc.
Ha realizado numerosas exposiciones individuales y colectivas, charlas y conferencias en Buenos Aires, Mendoza, Córdoba, Mar del Plata, Rosario, Salta, Jujuy, Río Negro, Chaco y en el exterior.

Varios museos (Argentina, EE.UU., Suiza, Francia, Italia, etc.) exhiben sus originales y reproducciones en forma permanente.

Realizó una muestra retrospectiva de su obra, denominada "20 AÑOS NO ES NADA" en el Centro Cultural Ciudad de Buenos Aires (Recoleta) en 1987, visitada por 110.000 personas. En el mismo centro también realizó en 1999 una "MUESTRA DE ORIGINALES A COLOR", publicados en la Revista Viva desde 1994 a 1999.




Realizó una muestra integral de su personaje denominada "Clemente 30 pirulos" en el Palais de Glace en Septiembre/Octubre 2004.

Fue jurado en el Concurso de Dibujos Infantiles del Banco Mercantil Argentino (1987); en el Concurso de Humor y Caricatura del Diario Clarín; en el Primer Festival Mundial de Humor Gráfico de Calarcá (República de Colombia) (1989); en la sección de Humor Gráfico del Premio "Coca Cola en las Artes y las Ciencias" (1990), Premio Bracque (1992), entre otros.
Clemente fue nombrado "Patrimonio Cultural de la Ciudad" y Caloi "Personalidad destacada de la cultura" por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.
Entre el 11 de agosto y el 7 de septiembre de 2000, realizó una importante muestra en el Centro Cultural de Alte. Brown, en Adrogué, en la que se exhibieron originales a color, en blanco y negro, tiras de Clemente y los dibujos de la colección Parliament, y se realizaron proyecciones de las péliculas de "Caloi en su tinta".




Fuente: Sitio Oficial de Caloi